Ichigo Ichie: Un momento, una oportunidad

Ichigo Ichie: Un momento, una oportunidad

Shinrin yoku (2)
Shinrin Yoku: Baño de árboles
21 julio, 2020
Aware: Un sentimiento profundo provocado por la belleza efímera de la naturaleza
26 agosto, 2020

Hoy publico en el blog la nº 25 de la serie #Las100PalabrasMasBellasdeJapon.  Parece mentira pero puedes encontrar aquí ya un cuarto de esta serie con la que tanto estamos aprendiendo. Y yo me incluyo porque este trabajo me está obligando a adentrarme con mayor profundidad en el idioma japonés. Me está descubriendo matices que hasta no había percibido y en definitiva, me está enriqueciendo más de lo que podría haber imaginado.  Hoy quiero hablaros de Ichigo Ichie, una expresión tradicional que nos enseñará que cada momento tiene un valor especial irrepetible.

Ichigo Ichie

一期一会

“Un momento, una oportunidad”

¿Alguna vez te paras a pesar que cada momento que vives es irrepetible? Esta es una reflexión que a veces tratamos de evitar porque quizás puede parecer un poco triste. Sin embargo, yo te propongo que en vez de quedarte con la parte negativa, te quedes con la positiva. Porque el hecho de que un momento sea irrepetible lo hace único, tanto si ha sido algo que hemos disfrutado como si no. Cada instante tiene valor, porque si no lo hemos gozado, seguro que algo nos ha enseñado.

En la cultura tradicional japonesa lo llaman Ichigo-Ichie, un encuentro, una oportunidad. Esta es una expresión que nació en la ceremonia del té donde el maestro espera que sus huéspedes acudieran con la voluntad de utilizar los cinco sentidos en disfrutar al máximo de la experiencia que juntos estaban a punto de vivir. El lema Ichigo Ichie, les ayudaba a recordar, que esa misma ceremonia no se repetiría nunca y que por lo tanto sería única e irrepetible. Un motivo más que de sobra para animar a los asistentes a estar allí con atención plena. Además, las pequeñas casitas de té donde se realizan estos ancestrales rituales que purifican el alma suelen estar en mitad de la naturaleza, por lo que el sonido del agua al caer, el piar de los pájaros, los agradables aromas del bosque y hermosos paisajes suelen ser parte de un evento que los japoneses llevan practicando desde hace cientos de años.

Tea House

Pasamos demasiado tiempo en la mente

El ser humano es proclive a estar mucho tiempo en la mente y menos del que debería en el presente. Esta es justo una de las tendencias que mi opinión, más nos alejan de la ansiada felicidad. Sin darnos cuenta, pasamos parte de nuestra vida en piloto automático. No le damos la importancia que se merecen los aparentemente insignificantes acontecimientos del día a día porque tenemos la falsa creencia de que mañana, los tendremos de nuevo. Y digo falsa porque aunque seguro se parecerán mucho, nunca serán iguales. Nunca serán los mismos. Es probable que sean similares, pero sutiles matices los harán diferentes.

Recordar las palabras Ichigo Ichie cada día nos devolverá a la realidad para por fin poder ver por nuestros ojos, escuchar por nuestros oídos, oler por nuestra nariz, sentir a través de nuestra piel y saborear con nuestra lengua. En definitiva, nos recordará que debemos estar en ese instante con todos nuestros sentidos.

La vida es corta y cada momento irrepetible

La vida es muy corta, eso no es nuevo. Cuando nos queremos dar cuenta, aquello que siempre hemos tenido, ya no está. El cambio es la única certeza que hay y si somos conscientes de que se trata de algo que no volverá a repetirse, ¿Por qué no vivirlo con intensidad?

A lo largo de los años que he tenido la fortuna de residir en Japón, he podido participar en varias ceremonias del té. En todas ellas he percibido esa voluntad de los japoneses por saborear al máximo cada segundo. Observando con atención los elegantes y precisos movimientos del maestro/a del té, comentando la belleza de los utensilios utilizados para su elaboración, alabando el intenso sabor del Matcha o hablando acerca de aquellos atributos especiales que la estación de año en la que se encontraban les estaba ofreciendo.

Las tradicionales casas de té japonesas suelen tener en la puerta los símbolos de Ichigo Ichie para que sus clientes no se olviden del valor que posee el momento que están a punto de vivir sus clientes. ¿Qué tal si trataras de recordar estas palabras cada mañana al despertar? Quizás lo enfocarías todo de otra forma 🙂

Como esta, hay muchas otras enseñanzas que se pueden extraer de la cultura japonesa y que a mi personalmente me han ayudado mucho a construir una vida mejor de la que ya tenía. Estoy 100% comprometido en compartir con el mundo todo lo que he aprendido en mis más de 16 años de conexión con Japón.  Y por ello, a todos los lectores de mi blog me gustaría regalaros el ebook “9 grandes enseñanzas de Japón” en el que he reunido  algunos de los aprendizajes más valiosos que he obtenido de su cultura.

Descárgalo aquí

Por otro lado, si te ha gustado la palabra japonesa Ichigo-Ichie y su presente significado, ayúdame a difundirla con otras personas y comparte este artículo en tus redes o mándaselo a alguien a quien creas que le puede interesar 🙏😊 También me encantará leer tus comentarios sobre lo que te ha parecido. ¡Déjame uno! Siempre contesto 😉

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 5

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Marcos Cartagena
Marcos Cartagena
Soñador de nacimiento, samurai de corazón y apasionado de la cultura japonesa. Hoy me dedico a divulgar todo lo que japón me ha enseñado en los más de 16 años que llevo conectado al país del sol naciente. Soy Co-fundador de www.descubriendojapon.com, una agencia especialista en organizar viajes con "Alma" a Japón con los que poder conectar con su verdadera esencia y autor del libro El Sistema Hanasaki, los 9 pilares de Japón para una vida centenaria con sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *